10 abril 2013

Little Red Riding Hood

Estoy segura que Caperucita no llevaba en su canasto comida para su abuela sino jabones.  Jabones a juego con su caperuza, para darle las gracias a su abuela por su cariño y apoyo incondicional.    Bueno y tambien para lavarse, masajearse y quedar suavemente perfumada por unos jabones hechos con dedicación.

Gracias a todas las amigas-abuelitas que ayer conocieron mi blog y me animaban a seguir adelante.
Y a mi familia que me animaba incluso antes de empezar.  




1 comentario:

  1. Preciosos jabones rojos... me encantan.

    ResponderEliminar